Procedencia
La obra fue cedida en comodato por el artista en el contexto de la exposición colectiva Cartografías de localización (con Claudio Bernal, Edgardo Canales, Cristian Corral, Simón Fuentes y Mauricio Gutiérrez) realizada en Galería Gabriela Mistral desde el 1 de septiembre al 8 de octubre del 2005.
Ingresó al Estado en octubre del 2012.

Sobre la Obra
La imperiosa necesidad de la reproducción de la imagen es la primera noción que asocio directamente al desarrollo de mis primeras obras. La pasión por la gráfica y su inmenso campo de aplicación me hace pasar varios años amarrado al dibujo y sus aristas. Es el grabado, y particularmente la xilografía, los que logran encausar mi necesidad creativa como una herramienta válida para articular discursos visuales. La gráfica, y particularmente el dibujo, nacen de la concepción de las sombras y las luces, la primera a partir de la intensión del trazo, la segunda abordada por su omisión. La figura y su volumen surgen de una contradicción. Según este principio, la xilografía encaja de manera pedagógica como solución visual a este enunciado, claro que de manera inversa al principio de la gráfica occidental, trazar la luz y conservar los negros de manera radicalizada para poder lograr el efecto deseado. Luego de trabajar con este sistema en varias series, la luz termina generando su propia línea discursiva y es el medio idóneo para moverse entre distintas plataformas técnicas; la xilografía, la fotografía y, en general, cualquier grafía es dependiente de algún modo de este medio. La complejidad de sus manifestaciones formales la hacen estar permanentemente sobre la plataforma discursiva de muchos autores, y lo más curioso es que los resultados siempre son disímiles.

Ricardo Bagnara