lun mar mié jue vie sáb dom
1 2 3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
Estructuras Psicóticas 03/01/2008 - 31/01/2008 Claudio Correa y Nicolás Franco Guzmán La exposición "Estructuras Psicóticas" desarrolla el Género Negro desde las artes visuales, no desde el morbo de la consumación y la visibilidad del suceso, sino que analizando sus efectos colaterales: la inminencia del suceso delictivo y la permanencia de la fractura sicológica que produce en las personas. Asimismo, investiga situaciones que trastornan de un modo violento la percepción de la realidad desde lo patológico, distorsión que se desplaza a dos instancias que los artistas refieren desde sus respectivos montajes: el encierro carcelario (en el caso de Correa) y al sitio del suceso (en el de Franco Guzmán).

La intervención de Claudio Correa estaba compuesta de 2 instalaciones audiovisuales que tematizaban la idea del encierro: "Técnicas Manuales" y "Reincidente", ambas en la sala 1.

"Técnicas Manuales" tiene su inicio en una serie de entrevistas sostenidas por el artista tanto con un profesor de arte que trabaja al interior de una cárcel, como con jóvenes detenidos por robo, sus alumnos. Así, en la galería Correa realizó una intervención arquitectónica sacando uno de los muros que da hacia una reja colindante a la Alameda, en donde pusó un vidrio translucido y el audio de estas entrevistas, una suerte de vitrina enrejada en la que retroproyectó Técnicas Manuales. Este montaje hacia la calle escenificaba el encierro de un joven al interior de la galería, el que comenzaba a golpear con una pelota de goma la superficie sobre la cual se proyectaba su sombra.

"Reincidente" es el registro de una pileta -durante el día y la noche- utilizada como fuente de los deseos. El montaje estaba compuesto de dos proyecciones de videos enfrentadas. Durante la noche, un sujeto del que sólo se aprecian sus manos, tapa el resumidero de la pileta obstruyendo su única vía de evacuación y provocando el desborde de la fuente que inunda la plaza donde se ubica. El agua sigue su curso y se escurre en una alcantarilla ubicada a metros de la pileta, cuyas rejillas le dan una apariencia de celda. Esta secuencia se enfrenta con la proyección de unas gotas de agua suspendidas; de este modo se confronta dos tomas: la de noche, del resumidero-celda y la del día de las gotas de agua. La oposición entre el contenedor versus las partículas en libertad se reafirmaba a nivel simbólico por el audio del testimonio de un profesor que trabaja en rehabilitación al interior de una cárcel.

En este video se aborda ’lo circular’ desde dos perspectivas: el testimonio del entrevistado que evidencia su rutina, y el loop (repetición) como recurso propio del video, que permite la formación de ciclos y el encuentro de polos opuestos: riqueza-miseria; día-noche; presos-custodios, así la imagen pasa de una pantalla a otra, con paneos verticales y horizontales, provocando una sensación de inestabilidad y claustrofobia, acorde a la idea de ’sin fin’ o ’condena eterna’.

Nicolás Franco Guzmán incluyó las instalaciones "Psychobuildings" y "Obituario" que dividían estructuralmente el espacio de la sala en dos, cada una ubicada en un extremo (norte y sur). Ambas instalaciones funcionaban como contenedores funcionales para la presentación de una serie de trabajos audiovisuales que nos mostraban, desde distintas perspectivas, el antes y el después de un hecho violento.

Psychobuildings II (35 mm. miniDV, NTSC, sin audio, 31:23 min. 2005): A partir de innumerables escenas extraídas de películas de terror, el video construye un interminable recorrido por interiores y exteriores arquitectónicos; entremezclando las miradas de victima y victimario en una percepción distorsionada del espacio y el tiempo.

Psychobuildings III (miniDV, NTSC, sin audio. 31:23 min. 2005): Video que se nutre de material visual de espacios arquitectónicos donde se han producido crímenes reales (material facilitado por la policía de Investigaciones de Chile). Estas imágenes fueron impresas y sometida a una serie de actos ambiguos y a menudo punitivos, como derrame de sustancias, registros de golpes y rasgaduras. Estos procesos fueron registrados en video luego editados desarrollando un recorrido por diferentes sitios de sucesos.

Obituario: Una estructura monocroma de color negro brillante servía de marco para una construcción de bloques de cemento semi-destruida que simula una ruina arquitectónica (la muerte de la arquitectura). En uno de los lados de la pared había una una serie de altavoces artesanales que emitían entrevistas de personas que cuentan el momento en que estuvieron más cerca de morir.

También se presentaba un gran letrero negro montado en metal que servía como ‘backstage’, para la instalación de unos tornamesas que reproducían una serie de discos de vinilo intervenidos con textos adhesivos blancos. El efecto resultante de esta operación servía de audio para los videos Psychobuildings II y III.