lun mar mié jue vie sáb dom
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30 31
JAAR SCL 2006 19/10/2006 - 04/01/2007 Alfredo Jaar Poco después de ser distinguido con el Premio Extremadura de Creación 2006 a toda su carrera , Alfredo Jaar (1956) inauguró en Chile una gran exposición tras 25 años de ausencia. Sus obras se exhibieron en la Sala de Arte Fundación Telefónica, a partir del 20 de octubre, en una pantalla gigante en el centro de Santiago y en la Galería Gabriela Mistral, del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, desde el 21 de octubre.

Tras recibir el galardón mencionado, el artista chileno aseguró desde Nueva York –ciudad donde reside- que “el arte puede ser el último espacio de libertad que resta para plantearnos las preguntas más urgentes sobre el legado que estamos dejando a las próximas generaciones”. Reconocido por sus intentos por despertar la sensibilidad de algunos grandes dramas sociales en el Tercer Mundo, Jaar es autor de una obra que combina la fotografía, el cine, las instalaciones y las cajas de luz, así como algunas intervenciones urbanas.

Según el artista, “la gente ha perdido totalmente la capacidad de conmoverse. Por eso, hay que buscar nuevas estrategias para llamar la atención y recuperar el respeto por las imágenes, sobre todo de aquellas que muestran dolor”.

Parte de ese trabajo se exhibió en “JAAR SCL 2006” un gran reencuentro de este artista chileno con su país que prácticamente no ha visto sus obras, salvo Epílogo (1998) en la colectiva "El final del Eclipse", presentada en Fundación Telefónica y otras en el Museo Nacional de Bellas Artes y en la desaparecida galería MuroSur. Por ello, esta exposición implicó un recorrido representativo de su creación con obras seleccionadas para que el público nacional conociera su trabajo en sus distintos momentos, en sus variados formatos y temáticas.

Sobre el sentido de esta muestra, Adriana Valdés, autora del primer texto sobre Jaar (1981) y colaboradora de este proyecto , explicó:

“Es la ocasión de un reencuentro muy deseado con un artista chileno de destacadísima trayectoria internacional, y mejor conocido fuera de Chile que en su país. Confiamos que su presencia entre nosotros sea fecunda en muchas ideas, creatividad e imaginación, producto de la característica generosidad de Alfredo para compartir con los jóvenes su trabajo y su pensamiento”.

Agregó que la exhibición de algunas de sus obras más significativas abre un horizonte enorme para los nuevos artistas chilenos. “Un horizonte de amplitud geográfica, claro; pero sobre todo de libertad, de creatividad en el uso de los más diversos medios , de abrir fronteras y, al mismo tiempo, de potente conciencia de las tensiones que esas aperturas muchas veces provocan”.

Especie de antología, de introducción y presentación a una gran labor artística, con “JAAR SCL 2006” la Sala de Arte Fundación Telefónica (Providencia 111) celebró su décimo aniversario. Además, parte de la obra de esta muestra podrá ser visitada en Galería Gabriela Mistral (Alameda 1381). La idea fue poner al alcance de los espectadores chilenos algunas de las propuestas que ha ido desarrollando el artista a lo largo del tiempo. Entre ellas, las más conocidas por su amplia resonancia internacional son "Un logo para América" o "El lamento de las imágenes", pero también las más cercanas en el tiempo son "La trilogía de Gramsci y Muxima", que se presentó durante ese mismo año en Nueva York, en el Museo Hirschhorn de Washington, en el festival de Biarritz, en la Fundación Tapiès y en el Museo Reina Sofía de Madrid.

También se pudo apreciar obras representativas de su trabajo en África, como "El silencio de Nduwayezu", de su labor en Asia, como "Sin título: (Agua)", y de su creación en América Latina, como "Fuera de balance" (Out of balance, 1988), instalación parte de una obra mayor titulada "Coyote" (sobre inmigrantes de México a EE.UU.) . En todas ellas, transversalmente, se podían reconocer distintos acercamientos a temas fundamentales para Jaar, como su reflexión sobre las imágenes, su cuestionamiento del papel de los artistas y los intelectuales en las sociedades contemporáneas, y su tenaz afán de hacer una "estética de la resistencia" . También, gracias a esa selección, se pudo conocer una muestra representativa de los distintos formatos a los que ha recurrido, con notable capacidad de renovación y cambio, durante los últimos veinte años.

Esta exposición -que se exhibió hasta el 4 de marzo de 2007- tuvo entrada liberada en los dos espacios mencionados, guías gratuitas y también contempló material pedagógico educativo que vinculaba los contenidos de los trabajos del artista con la malla de diversos Sectores de Aprendizaje de la Enseñanza Media (Programa Educación a través del Arte, de Fundación Telefónica). También hubo disponible información en las páginas web: www.telefonicachile.cl y www.artesvisuales.cl//galeria/contenido.htm

La exposición JAAR SCL 2006

Las obras que se exhibieron en la Sala de Arte de Fundación Telefónica son las siguientes:
• Un logo para América (1987, obra instalada en Nueva York, Times Square)
• Sin título : Agua (1990, sobre inmigrantes a Hong Kong)
• Fuera de balance (Out of balance, 1988) instalación parte de una obra mayor titulada Coyote (sobre inmigrantes de México a EE.UU).
• El silencio de Nduwayezu, (1997) parte del proyecto Ruanda. El proyecto abarcaba otras muchas obras, entre ellas Real Pictures, de 1995.
• Lamento de las imágenes, versión exhibida en Documenta 11, Kassel 2002
• La celda infinita (primera parte de la Trilogía de Gramsci)
• Muxima (filme de aproximadamente 35 minutos de duración, con imágenes y música de Angola).

En la Galería Gabriela Mistral se presentaron, de la Trilogía de Gramsci:
• Que cien flores broten
• Buscando a Gramsci

En el espacio público, en una pantalla de plasma en la calle Nueva York se exhibió:
• Chile, 1981, antes de partir