lun mar mié jue vie sáb dom
1
2
3 4
5 6 7 8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
Winnis 08/06/2006 - 08/07/2006 Rodrigo Salinas Winnis, del artista Rodrigo Salinas, desplaza el lenguaje del comic al espacio artístico, como un dispositivo de carácter sociopolítico, sustituyendo la página impresa por el soporte galería, planteando un cruce entre la gráfica y la instalación, y cuestionando las lecturas instaladas sobre la naturaleza de nuestra política reciente.

La exposición Winnis significó una alusión metafórica al pasado político reciente y propuso una re-composición de nuestra identidad nacional. Así, Salinas trabaja la problemática de la definición de “lo chileno”, revisitando nuestra historia reciente y oficial, el proceso de transición democrática, en clave de humor gráfico.

El personaje central de este comic es el ‘superhéroe’, que dentro de la narrativa popular es un arquetipo destinado a proyectar los deseos latentes del público lector: el poder y el atractivo sexual. En este caso el superhéroe es Winnis, quien invierte este canon y opone simplemente su voluntad, el voluntarismo absurdo del heroe.

Así, las aventuras de este superhéroe chileno nos relata la historia de Chile post triunfo del No. Winnis opera desde el trauma, el trauma histórico. El realismo político que demuele todo gesto utópico con un pragmatismo de signo neoliberal y que elimina los contornos de cualquier filiación política, parece haber quitado los últimos tintes a un arco iris que ahora parece desteñido, es el fin de la utopía. Winnis no puede levantar banderas idealistas, su corazón está lejos de la retórica heroica al uso, ese heroísmo impostado que ofrece el pecho en un teatro mediático. Para Winnis su capa es su única bandera, volar entonces sobre el paisaje previsible de Chile y caminar por un camino roto.
Winnis hereda el desencanto de la generación anterior, la que vio cerrarse su juventud tras el Golpe y desperfilarse su propia identidad. Winnis contempla cansado, con la barba cada vez más larga, las volteretas y acomodos de la historia, una historia confusa, una telenovela cuyos capítulos hace tiempo dejó de ver.

Esta es la ficción, la alegoría a la derrota mediante un falso personaje de historieta.

La obra emplea lenguajes familiares, desplazados al sitio de la galería y dispuestos sin atender a jerarquías técnicas. El proyecto es una inserción de la imaginería popular en el espacio artístico, para aprovechar tanto su potencia vivencial y emotiva, como sus posibilidades visuales.

El recorrido de la exposición comienzaba desde el kiosco ubicado fuera de la galería en la Alameda, donde estaba el número 1 del comic The uncanny Winnis, mezclado con las otras revistas y diarios. Este ejemplar está realizado en papel de baja calidad, en blanco y negro a modo de fanzine.

Al ingresar a la galería se guiaba al visitante a través de una carretera con los colores del arcoiris ubicado en altura. La columna de la sala 1 simulaba a un árbol, en el que estaba apoyado nuestro superhéroe Winnis. Desde el árbol se proyectaba al muro norte de la sala un video-clip de Winnis con la canción de Gilbert O’Sullivan “We will”, que relataba el paso de este superheróe por diferentes lugares y paisajes, solo contra el mundo movido solamente por su voluntad.

La carretera-arcoiris se bifurcaba hacia la sala 2 dibujando la elipse característica del logotipo de Wynn’s. En este recorrido uno se encuentraba con un árbol caído que bloqueaba el paso del visitante, quien lo debía sortear y se podía ver una escultura pequeña a modo de diorama de Winnis Anciano con barba blanca, como cita a la escena en que Superman se coloca como riel-humano en la vía férrea permitiendo el paso del tren. En el muro este estaba la colección completa de revistas del comic The uncanny Winnis (173 números) cuidadosamente selladas y en el muro norte una imagen a tamaño natural de Winnis volando, así como una diorama de un oso incendiando un bosque, que dan vida al mundo fantástico de Winnis. Descargar Catálogo