lun mar mié jue vie sáb dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
Épico: de Liliput a Brobdingnag 25/03/2004 - 08/05/2004 Pablo Ferrer y Jorge Cabieses Pablo Ferrer y Jorge Cabieses han trabajado a partir de las estrategias políticas propias de la imagen, interviniendo imágenes emblemáticas tanto de la Historia del Arte como de los medios de información masiva y utilizando como denominador común la pintura y sus desplazamientos.
Liliput y Brobdingnag son dos países extraídos de Los viajes de Gulliver de Jonathan Swift, donde el autor experimenta las posibilidades de dos escalas de mundos muy distintos. En el primer viaje mínimas y posteriormente gigantescas, ambas perspectivas están representadas en las obras de esta exposición. Tal como la obra de Swift no solo se alude a un asunto de escala, pero se cuestiona las bases mismas de la percepción de la realidad, Ferrer nos expone a la escala gigantesca y Cabieses a la miniatura, planteando la problemática de la representación. En el ensayo introductorio del catálogo a esta exposición, la teórica Paz Aburto señala: “El gran formato de las telas de Ferrer alude a las medidas de la gran pintura histórica; mientras que el pequeño formato de las pinturas de Cabieses lo hacen con respecto al género menor de la fotografía periodística”, así relaciona estas dimensiones con las posiciones institucionales de la pintura y la fotografía en el campo del arte.
Más allá del tratamiento del formato, los artistas trabajan como eje central de esta exposición el interés por la imagen mediatizada. Ferrer trabaja en torno a la problemática de la escena como tópico en la pintura, reconstruyendo escenas de composiciones clásicas de consagradas figuras como Rubens, David, Tiépolo y Tiziano con muñecos de juguete, que después fotografía digitalmente. Estas construcciones escenográficas se convierten en modelos para su posterior reinterpretación al óleo sobre tela de la obra original.
La rigidez y artificialidad de estas puestas en escena, de materiales industrializados, rompe con toda la naturalidad de los modelos del neoclasicismo, barroco y manierismo de la obra citada. Ferrer se refiere a este proceso como un sistema en el cual convergen la cita, los muñecos y el fondo,”…es la escena transformándose en una escenografía y la expresión del cuerpo transformándose en pose.” Se reemplaza el ilusionismo del original despojándolo de su contenido épico por el distanciamiento provocado por la exposición de la superficie pictórica y la reconstrucción efectista de la escena en su nueva versión. Estas figuras habitan un espacio ambiguo entre su evidente origen, representaciones en miniatura de personajes ficticios e inanimados, y su referencia visual a la escala humana a la que han sido transformadas y, por tanto, su relación con la realidad animada es ambigua.
A su vez, Cabieses selecciona imágenes de contingencia con contenido de desastre y abandono de la revista Newsweek. La imagen llega a él mediatizada. A través del traspaso pictórico, bajo la estética del preciosismo rococó, Cabieses acentúa la mediación digital. El proceso, intencionalmente, rescata la falla de la imagen mediatizada, los blancos reventados, los brillos y coloración brusca; maquillando así el contenido trágico y camuflándolo bajo la seducción de la riqueza decorativa del resultado.
El tratamiento pictórico de Cabieses, el maquillaje excesivo, el ruido por sobre la imagen, produce el acercamiento formal a la estética del Rococó que en sus propias palabras “impide ingresar visualmente”. La escala de los cuadros es leal a la escala de la fotografía publicada en la revista y en contraste con la obra de Ferrer se exacerba su carácter liliputiense. La condición de miniatura de la obra y el carácter desechable del referente fotográfico dentro de la revista hace evidente la indiferencia frente al modelo. Este vaciamiento del contenido trágico y desdramatización de estas escenas, al igual que la reconstrucción en el trabajo de Ferrer, nos distancia de la fuente, del original.
En la conversación contenida en el catálogo con Pablo Langlois, los artistas hablan de su interés en corrientes dentro de la historia del arte, modelada por el arte europeo y como el acercamiento a esta obra se da a través de reproducciones en libros de historia o catálogos de exposiciones en el extranjero. Una vía de acercamiento al sujeto en el cual la imagen ya ha sido leída, catalogada e interpretada por criterios de curatoría. Esta relación precaria con los originales resulta una suerte de naturalidad con la imagen mediatizada.
La continua referencia a los medios impresos (revistas, libros de arte y muñecos plásticos) podrían dar lugar a una lectura en clave POP, ya que los referentes pasan necesariamente por la reproducción técnica y su posterior puesta en circulación.
Desde esa perspectiva, la cita al Rococó en estas obras como señala Cabieses, “es absolutamente personal y se traduce en una estética específica, que se independiza del contexto histórico original”. El rescate de corrientes sancionadas por la historia del arte, con una carga histórica tan grande como el Barroco y el Rococó, es parte de la propuesta de hablar de la pintura desde la pintura, vaciándola y delatándola desde la misma tradición.
Acerca de la exposición misma Ferrer dice: ”Estas pinturas, al estar realizadas en un lenguaje ultra tradicional, se presentan en este lugar (Galería Gabriela Mistral) problemáticamente”. Resulta interesante la tensión producida entre la expectativa de un arte contemporáneo y la presencia de referencias a escuelas pictóricas tradicionales. Tensión que hace eco de la problemática al interior de la obra entre forma –plástico, brillo, superficie, maquillaje— y fondo –carga histórica, drama y contenido épico.
En la primera sala Cabieses presenta una serie de 10 cuadros al óleo sobre tabla de pequeño formato (12 x16 cm. aprox.), con diferentes escenas extraídas de la revista Newsweek, las fotografías son de catástrofes de la contingencia.
En la segunda sala Ferrer presenta la serie Still life (naturaleza muerta), que consiste en 5 cuadros, óleo sobre tela, en gran formato, que son representaciones de escenas de la historia del arte, a partir de pequeños montajes con figuras de plástico. Estos son Still Life 3 (El juramento de los Horacios de Jacques Louis David) de 3.30 X 4.25 m., Still Life 2 (El rapto de las hijas de Leucipo de Pedro Pablo Rubens) de 3.04 X 2.56 m., Still Life 4 (Napoleón cruzando los Alpes de Jacques Louis David) de 2.59 x 2.21 m., Still Life 1 (Cena, Académico Español siglo XIX) de 2.50 x 1.30 m. y La gotera (cita a diversas poses de pinturas barrocas). Descargar Catálogo