lun mar mié jue vie sáb dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21 22
23 24 25 26
27
28
29
30 31
Estación Perdida 21/09/1995 - 20/10/1995 Mario Soro / Manuel Torres UNA VISIÓN PLÁSTICA DE LA HISTORIA

Mario Soro y Manuel Torres ofrecieron un proyecto definido como un recorrido poético por los grandes proyectos utópicos de la historia de Chile.

La exposición, explicaron, se generó a partir de una poética de la memoria y se materializó, entre otras vías, a través de un fuerte énfasis en el contrapunto que surge de la confrontación entre los referentes icónicos de origen documental frente a la tradición pictórica del arte chileno.

Las diferencias entre ambos artistas están en los soportes que utilizan: Manuel Torres apeló a la pintura, en tanto que Soro contempló en su obra el uso de audiovisuales, elementos de gráfica y trabajos bidimensionales.

La obra de este último se dividió en tres fases que conformaban una metáfora geográfica. En primer lugar presentó el Centro, que es una especie de laboratorio de medicaciones antropomórficas como metáfora de la identidad nacional. En un segundo sector presentó el Norte a través de una pintura que mostraba el enfrentamiento entre la naturaleza y la energía y que se complementaba con elementos audiovisuales. La tercera fase se refirió al territorio de lo húmedo, la vitalidad y la tensión entre lo vegetal y la energía producida artificialmente.

Manuel Torres, a partir de la recreación y la interacción de tres formas pictóricas, construyó serie y conjuntos de pintura al óleo sobre lino con los géneros más convencionales de la historia del arte relacionándolos con el pasado de Chile: el paisaje, representado por el desierto y las salitreras abandonadas; la naturaleza muerta compuesta por los objetos recolectados entre los desechos de ese pasado industrial y el desnudo humano que juega el papel de contraponerse a las imágenes desérticas, ya que está configurado sobre un imaginario húmedo y acuático.

En resumen, el trabajo de ambos artistas estaba unido por una visión común del progreso y la mirada escéptica pero nostálgica sobre los grandes proyectos de la historia nacional.

La muestra en esta galería de Alameda 1381 permaneció abierta hasta el 20 de octubre de 1995.


Información extraída de Diario La Época (octubre, 1995) Descargar Catálogo