Archivos
La Mistral y su Familia extendida 01/01/2012

Curatoría de Cristián Silva Soura. Colección de arte contemporáneo Galería Gabriela Mistral

Concebida en un inicio por la periodista y gestora cultural Luisa Ulibarri como una laboratorio de experimentación, investigación y difusión para las propuestas artísticas más indagadoras y críticas, la Galería Gabriela Mistral, desde su apertura en marzo de 1991 y bajo el alero del Ministerio de Educación, canalizó brillantemente y con gran intuición la energía productiva propia de los primeros años de post-dictadura.
Ubicada físicamente en el corazón mismo del Barrio Cívico de la República, y nacida como consecuencia natural del clima de efervescencia cultural de los inicios de la transición, "la Mistral", como muy pronto empezó a ser llamada entre los cercanos a las artes, se destacó desde el comienzo por presentar un programa audaz, arriesgado y progresista, todas características inusuales para una institución oficial.
Quienes pertenecemos al campo de las artes visuales en Chile, crecimos valorando en esta galería su escala humana, dimensión afectiva, absoluta credibilidad y capacidad legitimadora, y desde luego, su autonomía para atreverse a operar con toda agilidad aún desde el mero interior del aparato estatal.
En un principio, los principales convocados y beneficiados por la gestión de esta galería fueron aquellos artistas que mantenían distancia respecto de la noción del arte como mercancía, los que prestaban atención a la coyuntura local y los que manifestaban un fuerte interés por establecer diálogos fecundos con los circuitos internacionales de vanguardia.
Así es como, gradualmente, la Galería Gabriela Mistral se fue convirtiendo en un punto de encuentro y un referente de excelencia, indispensable e irremplazable. Asistir a sus exposiciones resultaba casi siempre una experiencia emocionante, y exhibir nuestro trabajo en "la Mistral" constituía para muchos de nosotros la primerísima opción: una garantía de seriedad, prestigio y proyección, y una instancia clave de vinculación, inscripción y eventual reconocimiento de los pares.
A lo largo de los años ha sido posible observar en este espacio la espontánea y progresiva articulación de una extensa red de relaciones, una especie de gran familia extendida basada en el cruce de lenguajes y escuelas, y en la convivencia e interconexión de todo tipo de líneas de investigación artística. Todo esto, congregando siempre a un público múltiple y transversal (transeúntes no iniciados, cultores de otras artes y disciplinas, y por supuesto, el público especializado, nacional y extranjero).
Otra de las características distintivas de esta galería ha sido el generar publicaciones impresas que acompañan cada exposición; en ellas, se invita a intelectuales a que exploren y profundicen desde la escritura los aspectos más relevantes de las obras expuestas. Es así como al cabo de más de dos décadas, son alrededor de ciento veinticinco los títulos ya editados, constituyendo este archivo una de las principales fuentes de información para quienes actualmente se acercan al estudio de las artes visuales contemporáneas en Chile.
En las salas de la Galería Gabriela Mistral ha sido exhibida la obra de más de trescientos artistas nacionales, junto a otro gran número de artistas pertenecientes al circuito internacional, entre quienes se incluyen reconocidas figuras como Yoshua Okon, Josep-Maria Martin, Alexis Leyva KCHO, Francis Naranjo, Regina Silveira y Antoni Muntadas.
A partir del año 1995 se implementó además un programa de coleccionismo de la galería, a través del cual varios de los artistas participantes en sus exhibiciones han donado generosamente al Estado de Chile una o más obras de su autoría, lo que ha dado origen a la única colección estatal de arte contemporáneo en nuestro país: luego de más de una década, la Colección de Arte Contemporáneo de la Galería Gabriela Mistral registra en su inventario más de un centenar de obras de destacados artistas nacionales e internacionales. Estas obras, además de estar resguardadas bajo óptimas condiciones de conservación, circulan periódicamente como parte de exposiciones itinerantes que recorren Chile, llevando patrimonio contemporáneo experimental a todas las regiones del país.
Como parte de esta itinerancia, se presenta en esta ocasión, al interior de la Feria de Arte Contemporáneo Chaco, la muestra Familia Extendida, una pequeña selección de obras pertenecientes a la Colección de Arte Contemporáneo de la Galería Gabriela Mistral. Comparecen aquí varias generaciones de artistas nacionales, exponentes destacados de las más diversas filiaciones y formaciones, utilizando lenguajes que van desde modestos collages hasta sofisticadas instalaciones.
Las obras presentes en Familia Extendida han sido creadas durante las últimas dos décadas por artistas chilenos tanto emergentes como consagrados, quienes han concentrado en su trabajo no sólo el fruto de sus exploraciones personales, sino que se han mantenido permanentemente alertas al complejo escenario sociopolítico reciente de nuestro contexto. Estas obras, tal vez sin siquiera proponérselo, representan momentos específicos en la historia y reflejan nuestra cambiante realidad; han encontrado su lugar como parte de nuestro capital simbólico patrimonial.
En estos tiempos en que la frivolización, el poder del mercado y la burocracia parecen dominar toda actividad humana, creemos que el arte y la poesía aún tienen la capacidad para acoger, contener, guiar y enriquecer el crecimiento y desarrollo espiritual de una comunidad: en esta perspectiva, celebramos la vigencia de la Galería Gabriela Mistral y su vocación imperturbable de estímulo a la creación artística a través de una gestión austera y apasionada, eminentemente intuitiva, respetuosa, rigurosa y sensible.

Cristián Silva, artista visual, septiembre 2012